LA IMPORTANCIA DE “UN LUGAR VACÍO“…

LA IMPORTANCIA DE “UN LUGAR VACÍO“…

“Usted que los conoce, díganos, ¿cómo son estos chicos?, ¿qué pueden llegar a hacer cuando sean grandes?”

Cuando los padres de algún chiquito con Síndrome de Down formulaban esta pregunta a la Dra. Coriat, ella pocas veces podía ocultar su violencia al responder: “¡Estos chicos (en un plural que los generaliza) no existen!” Y se dulcificaba al continuar: “Existe su hijo, existe este chico, que será distinto a todos los demás porque en ningún lugar está dicho cómo será el futuro de ninguna persona, ni normal ni mongólica”. Y continuaba: “Yo no sé, nadie sabe, a dónde llegará este niño”. Al decir esto dejaba vacío un lugar en su saber, y al no pretender llenarlo con el conocimiento de los prejuicios (populares o “científicos”) acerca de cómo debe ser un mongólico, dejaba el lugar para que ese espacio se llenara de acuerdo a los deseos de los padres, produciendo un niñito único en el mundo.

 

Elsa, Silvia y Haydée Coriat.

Extracto de “Acerca de Lydia Coriat”

Maduracion Psicomotriz en el primer año del niño – Lydia F. de Coriat